| noticia |

NUEVAS MEDIDAS DE ORDEN SOCIO-LABORAL 2015: EXONERACIONES DE DEUDAS, REBAJAS FISCALES Y REDUCCIONES EN COTIZACION (SEGUROS SOCIALES)

06.03.2015

DONOSTIA - SAN SEBASTIÁN. Lucía Galindo - D. Laboral en Grupo Globale.

El pasado viernes día 27 de febrero, el Gobierno aprobó en Consejo de Ministros determinadas medidas anunciadas en el previo debate de la Nación, de gran trascendencia y que han acaparado los medios de comunicación de los últimos días.

Medidas que han sido recogidas en el Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social, publicado en el BOE del 28 de febrero.

Pero, ¿cuáles son las medidas concretas aprobadas?

En el Título I de la norma se mejora el “Código de Buenas Prácticas para la reestructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual” y se amplía por un plazo adicional de dos años la suspensión de los lanzamientos sobre viviendas habituales de colectivos especialmente vulnerables contenido en la Ley 1/2013, de 14 de mayo, así como el colectivo que puede beneficiarse de esta medida.

Como novedad fundamental, se instaura un régimen de exoneración de deudas para los deudores que sean personas naturales en el marco del procedimiento concursal, basado en dos pilares fundamentales: que el deudor sea buena de fe y que se liquide previamente su patrimonio.

El Título II se refiere a medidas sociales: el Capítulo I, al orden tributario y de las Administraciones Públicas, a fin de rebajar la carga fiscal de determinados colectivos especialmente vulnerables; el Capítulo II, al fomento del empleo en el ámbito de la Seguridad Social; y el Capítulo III, al ámbito de la Administración de Justicia (concretamente, a la supresión de las tasas judiciales para las personas físicas, cuestión esta reclamada por casi todos los colectivos intervinientes en la Justicia).

Nos centraremos en las medidas del Capítulo II relativas al fomento del empleo en el ámbito de la Seguridad Social, que son dos:

A) Reducción en las cotizaciones empresariales por la creación de empleo indefinido.

¿Cómo se determina la reducción?

  • En la contratación indefinida a tiempo completo. Los primeros 500 € de la base de cotización por contingencias comunes de cada mensualidad quedan exentos de cotización. Al resto de la base se le aplicará el tipo de cotización vigente en cada momento.
  • En la contratación indefinida a tiempo parcial. Hay que tener en cuenta que si la jornada de trabajo es al menos equivalente al 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo, los 500 € se reducirán proporcionalmente al porcentaje de reducción de jornada de cada contrato.

Una nota importante a tener en cuenta es que la reducción no depende de la retribución sino que es una cuantía fija.

¿Durante cuánto tiempo podemos beneficiarnos de la reducción? Esta reducción se aplicará durante 24 meses, que serán computados a partir de la fecha de efectos del nuevo contrato, el cual deberá formalizarse por escrito entre el 1 de marzo de 2015 y el 31 de agosto de 2016 (18 meses).

Además, para empresas que en el momento de la contratación tuvieran menos de 10 trabajadores, a la finalización del beneficio (24 meses) tienen derecho, durante 12 meses más, a disfrutar del beneficio de exención por importe de 250 euros en el caso de contratación a tiempo completo y el correspondiente ajustado si la contratación es a tiempo parcial y con jornada mayor o igual al 50%.

¿Cuáles son los requisitos que han de cumplir las empresas para beneficiarse de la reducción? Las empresas deben estar al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias y de Seguridad Social. Además de que no hayan extinguido contratos de trabajo, bien por causas objetivas o por despidos disciplinarios improcedentes, bien por despidos colectivos declarados no ajustados a Derecho, en los 6 meses anteriores a la celebración de los contratos indefinidos que dan derecho a la reducción en la cotización. Se agrega a los dos anteriores otros dos requisitos, que son, que la contratación debe suponer un incremento tanto del nivel de empleo indefinido como del nivel de empleo total. Y que las empresas deben mantener el nivel de empleo (total como indefinido) conseguido durante 36 meses.

¿Cómo afecta esta reducción a las prestaciones de los contratados? La aplicación de la reducción o bonificación no afecta a la determinación de la cuantía de las prestaciones económicas a que puedan causar derecho los trabajadores afectados, ya que se calcularán aplicando el importe íntegro de la bases de cotización que correspondan.

¿Cuáles son los contratos excluidos que no dan derecho a bonificación? Son tres los tipos de contratación excluidos de esta regulación. Los Contratos por Relaciones Laborales de Carácter Especial. La Contratación de familiares del empresario o directivos. Y la Contratación de trabajadores que en los seis meses anteriores a la fecha del contrato hubiesen prestado servicios en la misma empresa mediante contrato indefinido.

¿Qué control ejercerá la administración?  La aplicación de la reducción será objeto de control y revisión por el Servicio Público Estatal, por la Tesorería General de la Seguridad Social y por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. En los supuestos de aplicación indebida de la reducción en la cotización, procederá el reintegro de las cantidades dejadas de ingresar con el recargo y el interés de demora correspondientes.

B) Bonificación a trabajadores del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos por conciliación de la vida profesional y familiar vinculada a la contratación.

Cuando un trabajador del colectivo de los Autónomos tenga la responsabilidad del cuidado de menores de 7 años a su cargo, o tenga a su cargo un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, en situación de dependencia, tendrá derecho, por un plazo de 12 meses, a una bonificación del 100% de la cuota de autónomos por contingencias comunes.

 

Son varias las Condiciones a cumplir

a) Permanecer de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y mantenerla durante los 6 meses siguientes al vencimiento del plazo de disfrute de la bonificación.
b) Contratar a un trabajador por cuenta ajena, a tiempo completo o parcial, que deberá mantenerse durante todo el periodo de disfrute de la bonificación. La duración del contrato deberá ser al menos de 3 meses desde la fecha de inicio del disfrute de la bonificación. Cuando se extinga la relación laboral, incluso durante el periodo inicial de 3 meses, el trabajador podrá beneficiarse de la bonificación si en el plazo máximo de 30 días contrata otro trabajador por cuenta ajena.

c) El contrato a tiempo parcial no podrá celebrarse por un periodo de tiempo inferior al 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable.
d) En este tipo de contratación la bonificación en la cuota de autónomos por contingencias comunes será del 50%.
e) Sólo tendrán derecho a la bonificación los trabajadores por cuenta propia que carezcan de trabajadores asalariados en los 12 meses anteriores al inicio de la aplicación de la misma.
f) En caso de incumplir lo establecido en los apartados anteriores, el trabajador autónomo queda obligado a devolver el importe de la bonificación disfrutada.

¿Es compatible esta bonificación con otros incentivos? Esta bonificación de la cuota de autónomos es compatible con el resto de incentivos a la contratación por cuenta ajena, conforme a la normativa vigente.